A pesar de la conquista y colonización de los es- pañoles, los descendientes de los antiguos Aztecas y Mayas siguen conservando una de las tradiciones más representativas de la cultura mexicana: el Día de los Muertos. Sin embargo, con el paso del tiempo es evidente la fuerte influencia de los Estados Unidos en las zonas fronterizas, con la presencia de la fiesta conocida como “Halloween”.

El 1 y 2 de noviembre se celebra el Día de los Muertos en México. Se cree que durante el 1 de noviembre las almas de los niños regresan para estar con la fa- milia. Los familiares construyen un altar en su honor, mismos que adornan con juguetes y platillos favoritos del difunto. El 2 de noviembre se honra las almas de los adultos.

Esta festividad destinada a pagar tributo a nuestros ancestros, ésta varía en cada Estado de la República Mexicana.Pero la mayoría de ellos coinciden en visitar los cementerios, ya sea durante el día o la noche. Usualmente, durante estos días festivos, las familias limpian y decoran las tumbas con coloridas coronas de flores (como rosas y girasoles), aunque principalmente con cempasúchil. De acuerdo a Kiev Murillo, “las familias acuden y colocan velas sobre las tumbas como una forma de iluminar el camino a las almas en su regreso a casa”. Las familias que, por diferentes razones, no tienen la oportunidad de visitar la tumba de sus seres queridos, elaboran altares en sus casas, donde ponen ofrendas: platillos de comida, pan de muerto, vasos de agua, mezcal, tequila, pulque o atole e inclusive, juguetes para las almas de los niños. Todo ésto se coloca junto a los re- tratos de los difuntos, rodea- dos de veladoras.

En el norte de México, principalmente en la frontera con Estados Unidos, el Día de los Muertos es con- fundido con la celebración norteamericana del “Halloween” o noche de brujas. El Halloween es un ritual pagano de Samhain, día céltico del banquete de los muertos; mismo que los españoles, cuando colonizaron América, combinaron con el festival mesoamericano. El Halloween se celebra el 31 de octubre, fecha esperada ansiosamente por los niños quienes salen a las calles en cuanto comienza a obscurecer, con disfraces alusivos a la muerte, seres de ultratumba o algún personaje de películas recientes. Van tocando de puerta en puerta usando el popular dicho “trick-or- treat”, el cual fue adaptado culturalmente en México con la frase: “¿me da mi calaverita?”, (refiriéndose a los dulces). En algunos estados fronterizos se acostumbra a pedir los dulces a través de pequeñas rimas cantadas, si los habitantes de la casa solicitada dan “el muerto”, los niños recitan una bendición: “esta casa está ben- dita porque sí nos dieron comidita”. Por otro lado, si no se atiende a su canto, recitan una “maldición”: “esta casa está embrujada porque no nos dieron nada”.

Es importante mencionar que la celebración del Día de los Muertos no es propia de todos los mexicanos, aunque se haya convertido en un símbolo nacional, pues existen muchas familias en otros países católicos que celebran, durante las mis- mas fechas, el “Día de todos los Santos”.

Ya sea que celebres el Día de los Muertos o “Halloween” lo más importante es recordar y llevar tributo a nuestros ancestros.

El descubrimiento de América

Alternativa para sancionar la violencia doméstica

Reflexiones de un Hombre sobre mujeres

Desplazados centroamericanos encuentran asilo en México

The post Día de los Muertos o Halloween appeared first on San Quentin News.